Las zonas de España con más potencial para albergar centros de datos

Los centros de datos o data centers se han convertido en el cerebro de numerosas empresas, y no solo del ámbito de las telecomunicaciones. Si bien las grandes empresas tecnológicas han disparado la necesidad de contar con este tipo de emplazamientos, cada vez serán más compañías las que se sumen debido a la necesidad de preservar grandes cantidades de información corporativa. 

Por ello, no es de extrañar que haya cada vez más ciudades españolas tratando de atraer la atención de las grandes tecnológicas para que instalen allí sus data centers. En primer lugar, por la creación de puestos de trabajo que supone, clave para muchas deslocalizar la concentración de personas que, por motivos laborales, se centran en Madrid y Barcelona. Y, además, por las ventajas que generaría, indirectamente, al resto de negocios locales

En España, el interés por los data centers sigue creciendo a pasos agigantados. Recientemente hemos conocido que Azora, el gigante inmobiliario, va a instalar su primer centro de datos en la localidad madrileña de Tres Cantos, con una potencia de 10 megavatios. 

Una empresa que se suma a una lista en la que ya hay otras como Google, Meta o Amazon, entre otras. Y a la que, previsiblemente, se seguirán sumando grandes nombres en los próximos años. 

España, un hub de centros de datos en potencia

La ubicación geográfica de España le convierte en una gran potencia a nivel mundial como sede para instalar data centers. Es más, según ha confirmado la patronal de los centros de datos, estos supondrán una cuantía de hasta 60.000 millones en el PIB español para 2026. La posición estratégica de España le sitúa como punto clave para varios continentes: Europa, América y África, lo cual multiplica su atractivo de inversión.

Otra de las razones de este crecimiento potencial es la capacidad instaladora de España en comparación con otras grandes ciudades europeas. Solamente en Madrid, los centros de datos han aumentado un 47%, un porcentaje superior al que encontramos en Milán o Londres. 

Y, por último, España cuenta con otra gran ventaja frente a otros países, y es la amplia infraestructura de fibra óptica que ya tiene. La disponibilidad de fibra óptica facilita mucho la instalación de centros de datos, y, en este sentido, España es uno de los países que lidera el despliegue de esta tecnología en todo el continente. 

¿Qué ciudades españolas albergarán centros de datos nuevos?

A nadie le extraña que Madrid y Barcelona sean las dos ciudades que, ahora mismo, tienen más centros de datos instalados. Sin embargo, no son las únicas que, en la próxima década, tendrán data centers importantes en su haber; las empresas apuestan, cada vez más, por otras ciudades españolas, contribuyendo así a la deslocalización geográfica que ahora mismo impera.

Microsoft, por ejemplo, ha anunciado que instalará data centers en Zaragoza, una acción con la que la gran compañía tecnológica llega a esta región. Concretamente, localizará su nuevo hub tecnológico en el Polígono del Reciclado y de la Muela. Las razones que esgrime Microsoft para tomar esta decisión son la proximidad de un aeropuerto, la asequibilidad económica de la ciudad y el fácil acceso a energías renovables. 

Barcelona ya cuenta con data centers por parte de Panattoni, Equinix, Edge Connex o Nabiax, a los que se sumarán próximamente otros nuevos. Por su parte, en Madrid se localizan los centros de datos de empresas como Google, IBM, Amazon Web Services u Oracle, entre otras. 

Bilbao es otra de las urbes españolas en las que veremos, próximamente, centros de datos nuevos. En esta ocasión, de la mano de Euskaltel, Grupo Teknei, Dominion y el propio ejecutivo vasco de forma conjunta. El proyecto es ADI Data Center, y albergará un total de 2 megavatios de potencia. 

Por su parte, Meta, la empresa propiedad de Zuckerberg, instalará en Talavera de la Reina el que será el primer centro de datos del sur de Europa para la compañía, y en el que invertirá un total de 1.000 millones de euros. De hecho, la compañía tiene un período de un año para comenzar las obras del centro de datos, tras la aprobación del proyecto por parte del gobierno regional. 

Además, Málaga y Valencia son las sedes elegidas por GlobalLogic, del Grupo Hitachi, para albergar sus centros de datos. No hay que olvidar que Málaga, además, fue elegida por Google como la ciudad para instalar su nuevo centro de ciberseguridad.

En definitiva, España tiene un gran potencial de convertirse en uno de los polos de data centers más importantes a nivel mundial. Si aprovecha su ventaja geográfica, la instalación de las infraestructuras actuales de fibra óptica y es capaz de atraer a más empresas que, a su vez, hagan efecto llamada, el crecimiento será imponente en la próxima década. 

¡Comparte en tus redes sociales!

Related Posts