Nuevas normas UNE para estandarizar el despliegue urbano de las redes

Hace algunos días conocíamos una importante novedad en el ámbito de las telecomunicaciones: el Ministerio para la Transformación Digital y de la Función Pública, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, ha impulsado dos nuevas normas UNE para estandarizar el despliegue urbano de las redes de telecomunicación.

Es decir, hay dos nuevas normas UNE que debemos tener en cuenta todas las empresas y organizaciones que participamos en la instalación de redes de telecomunicación y fibra óptica en los entornos urbanos. 

Antes de analizar detalladamente cada una de las nuevas normas, es importante entender a qué nos referimos. Las normas UNE (Una Norma Española) son conjuntos de normas acordadas por los Comités Técnicos de Normalización para garantizar unos niveles mínimos de seguridad y calidad

Cabe destacar que las normas UNE, por sí solas, no son obligatorias. Sin embargo, si están contempladas en disposiciones legislativas que se aprueban, sí pueden ser de obligado cumplimiento en la medida en que establezcan dichas leyes. No obstante, suele ser recomendable que las empresas acaten las normas UNE que son de carácter voluntario, puesto que la finalidad es mejorar la seguridad en distintos ámbitos.

¿Cuáles son las nuevas normas UNE en materia de telecomunicaciones?

Concretamente, se han aprobado dos normas que pasan a formar parte de la serie UNE 133100, de “Infraestructuras para redes de telecomunicaciones”:

  • UNE 133100-6: Criterios de diseño de infraestructuras de telecomunicación multioperador para nuevas urbanizaciones y reurbanizaciones.
  • UNE 133100-7: Sistemas para la instalación de puntos de acceso inalámbricos para pequeñas áreas en mobiliario urbano público existente en el exterior.

Norma UNE 133100-6

La primera de las dos nuevas normas UNE especifica cuáles son todos los criterios que deberían tener en cuenta las empresas a la hora de diseñar infraestructuras multioperador en zonas que ya estén urbanizadas o que se vayan a reurbanizar. 

Algunos de los criterios que contempla esta norma tienen que ver con las topologías adecuadas, el dimensionamiento de dichas infraestructuras y los recursos adicionales que se necesitan para albergar las redes electrónicas de alta capacidad. Entre ellos, regula las características que deberían reunir los recintos de telecomunicaciones, armarios o registros, portadores, equipos, cableados compartidos y otros recursos asociados.

Norma UNE 133100-7

En este caso, la norma 133100-7 contiene todas las condiciones que deberían reunirse a la hora de instalar puntos de acceso inalámbricos en zonas pequeñas donde haya mobiliario urbano exterior. Estas zonas son más conocidas como SAWAP (Small Area Wireless Access Point), y son áreas como los semáforos, las columnas de alumbrado, las marquesinas o cualquier otro elemento de señalética que pueda contener equipamientos de conectividad inalámbrica. 

Básicamente, es un texto que contempla las precauciones necesarias para instalar este tipo de puntos, las condiciones constructivas imprescindibles y los criterios técnicos de instalación de dichos sistemas colocados sobre infraestructuras de mobiliario urbano público existentes.

Implicaciones de las nuevas normas UNE en el despliegue de redes de telecomunicaciones

Ahora que ya sabes cuáles son las dos nuevas normas UNE que han entrado en vigor, seguramente te estarás preguntando cómo va a afectar esto al propio despliegue de redes de telecomunicaciones. Tal y como ha señalado el propio Ministerio, son dos normas orientadas a establecer criterios técnicos homogéneos y a estandarizar las características que deben tener los sistemas de construcción y canalización de redes en zonas urbanas. 

Esta estandarización repercute en una mayor optimización a la hora de diseñar y fabricar los equipos por parte de las operadoras, así como a un mayor orden estético. Por otro lado, sirven como piedra angular y base común en un momento en el que estamos empezando a extender la tecnología 5G en distintas partes del mobiliario urbano.

Homogeneizar los criterios técnicos para el diseño, fabricación e instalación de todos los componentes que forman parte de las redes de telecomunicaciones es un paso muy necesario para que los operadores y los proveedores de equipos de telecomunicaciones trabajemos de forma unificada. 

Por otro lado, es una garantía para las personas que viven en estas zonas, y que sienten más incertidumbre por cómo cambiará el urbanismo de su ciudad tras el despliegue de nuevas redes de telecomunicaciones y fibra óptica. 

¡Comparte en tus redes sociales!

Related Posts