Tecnologías inalámbricas 6G: el futuro de la conectividad

La evolución tecnológica no se detiene, sino que avanza a un ritmo cada vez más rápido. Cuando todavía estamos descubriendo todas las posibilidades que ofrece la conectividad 5G, ya hay quien pone la vista en las tecnologías inalámbricas del futuro, que se esperan con la llegada de la generación 6G. En este artículo, vamos a explicarte en qué consisten algunas de las que suenan con más fuerza. 

Nos referimos, concretamente, a las tres tecnologías 6G que más están dando que hablar: Full Duplex, JCAS, y Superficies Inteligentes. La asociación 5G Américas ha publicado el informe “State of Mobile Network Evolution”, en el que anticipa cómo serán estas tecnologías inalámbricas en las próximas generaciones de la conectividad y de la digitalización. 

En este whitepaper, que podemos traducir como “El estado de la evolución de las redes móviles”, explica cómo cambiarán estas tecnologías la conectividad en el futuro, un futuro que, quizá, no sea tan a largo plazo como se espera. Así lo atisban algunas entidades tecnológicas de peso, como Qualcomm, que estima que el desarrollo de este tipo de tecnologías dará lugar a nuevos  servicios para las industrias y nuevas sensaciones para los consumidores. 

Por lo tanto, si atendemos al documento de 5G Américas, vemos que hay tres grandes tecnologías inalámbricas que serían necesarias para la construcción de la red 6G: la comunicación Full Duplex, la comunicación y detección conjuntas (conocida por sus siglas en inglés JCAS) y las superficies inteligentes. Veamos en qué consiste cada una de ellas.

Desgranando las tecnologías inalámbricas 6G

En primer lugar, nos centramos en la comunicación full duplex, especialmente, en lo que se conoce como full duplex sub-banda. Para entendernos, la comunicación full duplex es la que utilizamos para enviar y recibir datos de forma simultánea a través de un mismo canal. Es, por tanto, una de las responsables de que se consiga la baja latencia y la alta velocidad de transmisión de datos de las redes móviles. En este sentido, no es que estemos ante un término novedoso, pero si se aplica habitualmente a la red de conectividad 6G, la reducción de tiempos en el entorno virtual sería muy relevante. 

En el caso de JCAS, o comunicación y detección conjuntas, estamos ante una tecnología orientada a la multisensorialidad. Es decir, va un paso más allá de la propia recepción y transmisión de información, sino que es capaz de tomar decisiones relevantes en base a los datos que procesa. Según el propio ejemplo que pone 5G Américas, la tecnología JCAS sería la responsable de que, en el ámbito sanitario, se pudieran utilizar tecnologías que, además de detectar una enfermedad, sean capaces de realizar el seguimiento detallado a los pacientes y proporcionar soluciones más precisas. 

La tercera gran tecnología que copará el campo del 6G es la de las superficies inteligentes. La principal función que tienen es hacer que lo que hasta el momento es solamente una superficie física, pase a tener una funcionalidad orientada a mejorar el rendimiento de la comunicación inalámbrica según las condiciones de cada espacio. Gracias a esta tecnología, por ejemplo, en una oficina podríamos tener paredes que, además de separar espacios, sirvieran para amplificar la señal inalámbrica de los dispositivos. 

La llegada del 6G está cada vez más cerca

Habrá que esperar todavía un tiempo para tener este tipo de tecnologías inalámbricas con una presencia tan masiva como las que puede empezar a tener el 5G. No obstante, son varias las compañías que están invirtiendo y desarrollando sus proyectos para acelerar la implementación del 6G. Sin duda, esta tecnología supondrá una importante revolución en las comunicaciones y en la forma de estar conectados que tenemos hoy en día. 

Lo que está claro es que, en el momento en el que lleguen, cambiarán nuestra forma de interactuar con la tecnología, e, incluso, entre nosotros mismos. Sin embargo, habrá que esperar hasta comprobar cómo afectarán estos nuevos cambios a los consumidores y a las distintas industrias del mercado, puesto que no todas consiguen adaptarse igual de rápido a estas nuevas realidades tecnológicas. 

¡Comparte en tus redes sociales!

Related Posts