Tendencias en telecomunicaciones: ¿Qué nos depara el 2024?

Como suele ser habitual, cuando un año llega a su fin, es momento de mirar hacia las oportunidades que llegarán el siguiente año. En el ámbito de las telecomunicaciones, es difícil realizar previsiones a largo plazo, porque los cambios y las innovaciones son constantes. Sin embargo, podemos atisbar cuáles serán las tendencias en telecomunicaciones más importantes de cara a 2024

En general, cuando hablamos de las previsiones y tendencias para 2024, nos sirve para intuir por dónde se moverá el mercado y hacia dónde se encaminarán las grandes empresas. La irrupción de la inteligencia artificial en el panorama económico y social ha sido uno de los aspectos más importantes del último año. No solo por la propia IA en sí, sino por todas las posibilidades que ofrece de cara al futuro. 

Sin embargo, no será la única gran tendencia del próximo año. De hecho, es muy difícil recopilar todos los ámbitos que tendrán protagonismo durante los próximos doce meses, así que vamos a analizar aquellos que, previsiblemente, serán los principales. 

Las principales tendencias en telecomunicaciones para 2024

A continuación, resumimos cuáles serán las tendencias que más marcarán, según las previsiones, el año 2024.

Redes LPWAN

O, lo que es lo mismo, Low Power Wide Area Networks, redes de comunicación que se utilizan para enviar volúmenes pequeños de datos que requieren un bajo consumo energético. Son sistemas que favorecen la transmisión de datos de larga distancia pero con un consumo más reducido, siempre que los volúmenes a transmitir sean relativamente bajos. Sin embargo, será una de las principales tendencias, precisamente, por su contribución en materia de sostenibilidad y eficacia.

Son redes con las que es posible facilitar la instalación en territorios más extensos, y que no requieren infraestructuras muy amplias. Además, su consumo energético es muy bajo, de forma que la energía se puede optimizar al máximo. De hecho, son perfectas para escalar determinados proyectos de IoT a menor coste y con menor consumo. 

Fibra hasta el hogar (FTTH)

En realidad, esta no es una tendencia nueva, sino que es un campo en el que se siguen implementando novedades interesantes. Cada vez son más las personas que cuentan con fibra óptica en sus hogares. Según Finetwork, el porcentaje ronda el 85%. Este porcentaje seguirá creciendo en 2024 hasta copar, prácticamente, la totalidad de la cuota. 

Privacidad en redes móviles

Las empresas ya no son ajenas a la necesidad de digitalizar su información y de trasladar todos sus datos, incluso los más sensibles, al entorno virtual. En consecuencia, están al tanto de la necesidad que hay de mantener esos datos lo mejor protegidos posible. Y, para ello, se prevé un incremento de las redes móviles privadas muy importante. En este sentido, GlobalData anticipa que la tasa de redes móviles privadas podría experimentar un crecimiento superior al 23% de aquí a 2027. 

Inteligencia Artificial para la toma de decisiones

Ningún sector escapa a la inteligencia artificial, y el de las telecomunicaciones, tampoco. Más allá de las aplicaciones directas para el usuario, las empresas de telecomunicaciones utilizarán de forma muy pronunciada Edge AI, un tipo de inteligencia artificial que se aplica en estos dispositivos. Gracias a ella, pueden analizar y procesar todo tipo de datos en tiempo real y sin depender de un servidor, lo que les permite tomar decisiones más estratégicas, con menor porcentaje de error y más rápidas.

Agilidad en las regulaciones normativas

El sector de las telecomunicaciones siempre ha sido uno de los más difíciles de regular. Los cambios constantes que llegan dificultan mucho esta labor, en muchos casos, porque las dimensiones de dichas innovaciones son desconocidas. El auge de la inteligencia artificial ha puesto en evidencia que establecer una regulación normativa en este ámbito es tan necesario como complejo. Y, sin duda, será uno de los grandes retos de cara a 2024. 

Más allá de estas cinco aproximaciones, resulta muy difícil anticipar todas las tendencias que llegarán el próximo año. No solo porque las que ya sabemos son múltiples, sino porque, en un año, el panorama mundial en el ámbito de las telecomunicaciones puede cambiar de tal forma que ni nos imaginemos. 

Por lo tanto, lo más importante es que todas las empresas que formamos parte del sector de las telecomunicaciones permanezcamos a la vanguardia de las nuevas tecnologías. Y, sobre todo, que tengamos la capacidad de adaptarnos a ellas y de integrarlas en nuestros procesos para no quedarnos atrás y para mejorar la vida de las personas. 

¡Comparte en tus redes sociales!

Related Posts