VoWiFi, VoLTE y VoIP: tres tecnologías de comunicación que debes conocer

Es probable que hayas oído alguno de estos tres conceptos durante los últimos años, puesto que su auge se ha agudizado a raíz de la pandemia. Se trata de tres tecnologías de comunicación inalámbrica muy útiles para muchas personas que no cuentan con una buena cobertura por parte de los operadores. Pero, ¿sabes cuáles son las diferencias entre VoWiFi, VoLTE y VoIP? A lo largo de este artículo te las explicamos.

¿En qué consiste cada tecnología de comunicación?

Lo primero que debes saber es qué significa cada una de estas tres tecnologías de forma genérica para entender las fortalezas que ofrecen. A continuación, resumimos la descripción de cada una de ellas:

  • VoWiFi (Voice over WiFi). La traducción literal de esta tecnología es “voz a través de la WiFi”. Es decir, es una tecnología que permite realizar llamadas mediante la conexión WiFi, útil en aquellos lugares en los que tengas conectividad WiFi aunque no haya cobertura de red móvil. Es, también, una tecnología muy interesante para viajar al extranjero, puesto que evita el sobrecoste que tienen las llamadas mediante roaming fuera de la Unión Europea. 
  • VoLTE (Voice over Long-Term Evolution). En este caso, es una tecnología con la que es posible realizar llamadas utilizando la red móvil LTE o 4G, términos que se utilizan indistintamente.
  • VoIP (Voice over Internet Protocol). Esta tercera tecnología hace alusión a la transmisión de datos mediante redes IP o protocolos de internet. Para efectuarlas, solamente es necesario disponer de cobertura de internet. Los datos que transmites a través del micrófono se envían mediante la red a otro dispositivo, que los interpreta, lo que permite mantener una conversación en tiempo real. Un ejemplo claro es las llamadas que se realizan por WhatsApp o por Skype. 

¿En qué se diferencian VoWiFi, VoLTE y VoIP?

Tal y como has podido comprobar, cada tecnología tiene una forma de transmisión distinta. La tecnología VoIP, por ejemplo, se diferencia de VoWiFi en que esta última necesita, específicamente, una red WiFi para transmitir los datos, mientras que VoIP se basa en el uso de internet de forma general, ya sea por datos móviles o mediante WiFi. Por su parte, la tecnología VoLTE no depende de la conexión WiFi, sino de los datos móviles. 

De forma genérica, podríamos decir que la tecnología VoWiFi es una versión más avanzada y específica de la tecnología VoIP. A su vez, VoLTE, que también se podría considerar una modalidad de VoIP, se erige como la alternativa a VoWiFi, dependiendo del canal de transmisión de datos que se utilice. 

Principales ventajas de las tecnologías VoWiFi, VoLTE y VoIP

Ahora que ya tienes una noción más clara sobre en qué consiste cada una de las tres tecnologías de comunicación, es probable que te resulte más fácil adivinar sus ventajas. A continuación, resumimos las más importantes:

  • Son tecnologías inalámbricas, pero esto no quiere decir que solo se apliquen a dispositivos móviles. De hecho, cada vez hay más teléfonos fijos basados en tecnologías VoIP que facilitan la comunicación en centros de trabajo cuyos empleados están repartidos en distintos edificios.
  • No hace falta disponer de cobertura de voz, lo que las convierte en tecnologías perfectas para zonas rurales que siguen teniendo más problemas en este sentido.
  • Incentivan el teletrabajo, porque permiten permanecer conectados con otros compañeros desde el dispositivo o número corporativo. 
  • Promueven la eficiencia y la productividad en el ámbito laboral, en la medida en que ahorran tiempo de comunicación y agilizan muchos procesos.
  • Las llamadas se realizan de forma simultánea con otras acciones, como la recepción de correos, sin interrumpirlas.

¿Qué requisitos necesito para realizar este tipo de llamadas?

En el caso de las llamadas VoLTE y VoWiFi, es imprescindible que tanto el teléfono como el operador con el que tengas contratado el servicio sean compatibles con cada tecnología. Por su parte, las llamadas con tecnología VoIP solo requieren que ambos dispositivos cuenten con una aplicación compatible con la tecnología, un audio y un micrófono, pero no dependen del operador, sino simplemente de que haya conexión a internet. 

Estas tres tecnologías son claros ejemplos de la importancia que tiene garantizar la conectividad en todas aquellas zonas que, a día de hoy, no tienen la misma cobertura que en las grandes ciudades. Cada vez surgen más tecnologías que favorecen la comunicación entre dos dispositivos, pero los operadores y las empresas del sector debemos tener la suficiente agilidad como para asegurarnos de que el acceso a estas opciones es universal. 

¡Comparte en tus redes sociales!

Related Posts